Portada de Historia Viva. ISBN
HISTORIA VIVA
Un recorrido por la obra de Federico González
Indice
INTRODUCCIÓN
*
Capítulo I
VIAJES
Buscando otras realidades
 
Brasil
  Colombia y Ecuador
  Costa Rica, Guatemala
  México
  España, Barcelona

 
Buenos Aires
*
Capítulo II
EL CENTRO DE ESTUDIOS SIMBÓLICOS DE BARCELONA
*
Capítulo III
PERIODO 1985-1991

Programa Agartha
  El Centro de Estudios Simbólicos
  Editorial Symbolos: La Rueda
  Los Símbolos Precolombinos
  En el Vientre de la Ballena
  Revista Symbolos: Nºs 1 y 2
  Carta desde Guatemala 
*
Capítulo IV
PERIODO 1992-1996
Revista Symbolos: Nºs 3, 4, 5, y 6
Símbolo, Rito, Iniciación: La Cosmogonía masónica
  La Gran Logia Operativa Latina y
Americana

  El Tarot de los Cabalistas: Vehículo mágico
  Editorial Symbolos: Cuadernos de la
Gnosis

  Centro de Estudios Simbólicos de
Barcelona

  Revista Symbolos: Nºs 7 y 8
  Nº 9-10: "René Guénon" I
  Nº 11-12: "Tradición Hermética"
*
Capítulo V
PERIODO 1997-2001
Revista Symbolos Nº 13-14: "Masonería"
Internet
  Centro de Estudios Simbólicos de
Barcelona

  Editorial Symbolos:
Simbolismo y Arte
Cuadernos de la Gnosis Nºs 8 y 9

Internet
  Revista Symbolos Nºs 15-16 a 21-22:
"Fin de Ciclo I, II, III y IV"

  Esoterismo Siglo XXI. En torno a
René Guénon

Internet
  Hermetismo y Masonería: Doctrina,
historia, actualidad

  Centro de Estudios Simbólicos de
Barcelona

Internet
*
Capítulo VI
PERIODO 2002-2005
Servicio de Difusión
  Revista Symbolos Nº 23-24:
"René Guénon II"

  Centro de Estudios Simbólicos
de Zaragoza

  Revista Symbolos Nº 25-26: "Introducción a la Ciencia Sagrada"
  Revista Symbolos Nº 27-28:
"Lo Femenino - La Mujer"

  Internet
  Editorial Symbolos:
Papeles de la Masonería
Nº 2-3

  Las Utopías Renacentistas: Esoterismo
  y Símbolo

  Revista Symbolos Nº 29-30: "Celebraciones"
  Centro de Estudios Simbólicos de
Barcelona

  Gran Logia Operativa Latina y
Americana
*
Capítulo VII
PERIODO 2006-2009 (I)

Presencia Viva de la Cábala
  La Logia Viva: Simbolismo y Masonería
  Revista Symbolos: Nº 31-32:
"Historia y Geografía Sagradas"

  La Cábala del Renacimiento: Nuevas
aperturas
 
*
Capítulo VIII
PERIODO 2006-2009 (II)
Colegiata Marsilio Ficino 
  Noche de Brujas
Internet
  Tarot. El Tarot de los Cabalistas 2ª ed.
  Antología: Federico González
  Blog de la Colegiata Marsilio Ficino
  En el Útero del Cosmos
Internet
  Editorial Symbolos
  Defensa de Montjuïc por las donas
de Barcelona

  Colegiata Marsilio Ficino
  Centro de Estudios Simbólicos
de Barcelona

  El Libro del Secreto
Jauja
  Colegiata Marsilio Ficino 
*
Epílogo
*
Bibliografía:
Obras de Federico González
*

GUIA BIBLIOGRAFICA
DEL ESOTERISMO
*
Comprarlo en Amazon.
Mª Victoria Espín, Historia Viva, un recorrido por la obra de Federico González. Symbolos. Barcelona, 2009. 336 págs. ISBN: 978-84-613-6024-6.
Portada del libro Tres Teatro Tres.

Capítulo VIII
PERIODO 2006-2009 (II)

La Colegiata Marsilio Ficino
Fundada por Federico en Barcelona en el 2007, la Colegiata Marsilio Ficino está llevando a cabo bajo su dirección una labor de difusión del Mensaje Hermético de forma novedosa, aunque como dice en el Blog de la misma hay antecedentes históricos de este trabajo.

Logo de la Colegiata Marsilio Ficino.

Frances Yates que ha escrito un libro llamado El Arte de la Memoria, y que ha estudiado asimismo El Iluminismo Rosacruz nos dice estas palabras en su obra Las últimas obras de Shakespeare: una nueva interpretación con referencia a la farsa de Ben Jonson (envidioso de Shakespeare) El Alquimista donde se denosta al movimiento Rosacruz y a la Tradición Hermética:

“Merefool ansía verse ‘impregnado’, de modo que pueda tener visiones. En particular ansía ver a Zoroastro y a Hermes Trismegisto, pero le dicen que están demasiado ocupados como para presentarse. Como consolación, le muestran una mascarada escrita por antiguos poetas ingleses, que goza mucho, al grado de que le entristece que el espectáculo termine; luego, desea mostrar su gratitud, pues es éste el primer don que ha recibido de la Compañía de los Rosacruces. A esto responde Johfiel con desprecio infinito:

– ¡La compañía de los Rosacruces, pollino! ¡La compañía de actores! Anda, que eres y siempre serás un mero tonto…

En la sátira de Ben Jonson los rosacruces se funden en actores, o son actores, o bien se disuelven en teatro la leyenda y la literatura rosacruces, de las que Jonson ha demostrado tener mucho conocimiento. Pregúntese por los rosacruces y las únicas personas reales visibles serán actores, interpretando sus papeles.

Esas imitaciones inteligentes de las mistificaciones rosacruces siguen en todo la insistencia de Johann Valentin Andreae de que el mito rosacruz es ‘teatro’ o ‘actuación’.(179) Es presumible que Jonson esté mofándose de alguna o algunas personas desconocidas, demostrando que conoce sus secretos. ¿Sabe que los actores, o que algunos actores, son rosacruces no importa qué signifique esto? ¿Sabe que en Alemania actores rosacruces ingleses estuvieron en contacto con rosacruces? ¿Insinúa que hay un movimiento, que se difunde entre los actores y en los escenarios, que une a Inglaterra con Alemania?…

De seguro esto traería a la memoria del público a Ariel, y la siguiente deducción sería que el creador de Ariel estaba relacionado con un movimiento rosacruz expresado a través de los actores y el escenario…

Shakespeare estaba relacionado con dicho movimiento y con su difusión mediante el teatro.”(180)

El teatro que representa la Colegiata está destinado en primer lugar a los actores: tal como señala su director es un teatro para actores, los cuales encarnando, vehiculando, poniendo voz a unos textos nacidos del silencio, realizan una labor de transmutación consigo mismos. Bien podemos decir que es una labor alquímica. Lo que no quita que el espectador pueda participar de este rito mágico si verdaderamente se abre a él.

Sobre la gestación, nacimiento y crecimiento de esta entidad remitimos a nuestros lectores al libro de Mireia Valls: Viaje en pos de un Destino(181).

Citamos a continuación otra entrada de su director publicada en el mismo Blog el 27 de mayo de 2009:

Arte de la Memoria

Como se sabe, Mnemosine era la madre de las musas, por lo que se puede apreciar el carácter sacro que se le atribuía en Grecia. Los griegos conocieron este Arte del que también nos habla posteriormente Cicerón, consistente en “memorizar” por una serie de imágenes y asociaciones, distintos conceptos en modo indefinido para procurar estados diferentes de la conciencia. Generalmente, –lo que no suele ser excepción– se lo utilizaba de modo literal, para recordar cuestiones particulares u organizar un discurso, tal como los distintos métodos mnemotécnicos actuales: la memoria mecánica, la recitación, el canto, el teatro profano, etc.

Empero sus alcances son mucho más vastos, como lo entendió el Renacimiento y autores como Giulio Camilo (que construyó una edificación en madera llena de cajones con diferentes imágenes en distintos lugares en forma de escenario, el Teatro del Mundo), o Tomasso Campanella que en los muros de su ciudad utópica La Ciudad del Sol se narró la cosmogonía pintada de diferentes maneras, colores y en distintos lugares; igualmente Giordano Bruno dedicó varios tratados al tema entre ellos Ars Reminis (ver Frances Yates, El Arte de la Memoria y Giordano Bruno y la Tradición Hermética). Demostraban así su interés y un conocimiento que ya en la Edad Media lo había practicado Ramón Llull, que utilizando elementos de la Cábala (pero no en hebreo) en su Ars combinatoria plasmó una ciencia semejante.

En la actualidad nosotros, en La Colegiata Marsilio Ficino, utilizamos un sistema análogo combinando las sefiroth de la Cábala con las láminas del Tarot (en sí un libro de la memoria) con los números pitagóricos y las imágenes particulares que este tratado mudo contiene. Igualmente, como ya hemos dicho, empleamos junto con él al Arbol de la Vida, diagrama cosmológico de la Cábala hebrea y su división en tres planos o mundos de existencia. Este último sistema tiene múltiples asociaciones con distintos otros (como la astrología y la mitología, la geometría y numerología, por lo que innumerables analogías multidimensionales se manejan de una manera permanente, sin contar las que el idioma hebreo efectúa de continuo con los atributos y nombres divinos (sefiroth), y su ubicación y relación con los restantes dentro del Arbol de la Vida Cabalístico. Por lo que esta metodología y sus visualizaciones combinadas con la respiración y la simbólica de todos los pueblos que aquí sólo se apunta en sus múltiples variantes, constituye un verdadero sistema de Conocimiento, basado en la meditación y en construcciones y edificios mentales que el estudiante debe incorporar en su interioridad y que darán fruto a corto, mediano y sobre todo a largo plazo, produciéndose cada vez por medio de transmutaciones, muertes y renacimientos, una concepción totalmente nueva del Universo que se expresará en todos los ámbitos de su vida de un modo permanentemente nuevo y de una forma que algunos podrían tildar de Teúrgica. Las armas estratégicas son la fe y la paciencia en los momentos en que por muy distintos motivos éstas son imprescindibles.

Arte Real

Nombre dado a la Alquimia por sus cultores, que no hacían diferencia entre Ciencia y Arte; también gustaban llamarse filósofos o artistas y hacían ciencia experimentando en sí mismos los efluvios internos y externos, como la presión, la asfixia que nos lleva a la muerte, o la libera, y los estados que nos provocan estos flujos y coagulaciones instantáneos en relación con su intelecto y, por cierto, con su alma. Otro de sus nombres es Metanoia.

Teatro Sagrado

El Teatro es una de las artes tradicionales de realizar un trabajo de transmutación interna; por eso es sagrado en muchas civilizaciones y culturas, entre ellas la griega que lo ponía bajo el patrocinio de Talía y Melpómene, la comedia y la tragedia, las dos carátulas de la escena griega.

El mundo entero es un gran teatro donde se produce la ilusión de la existencia de los personajes, por eso su emulación es una forma indicadísima de la labor iniciática donde se conjugan la memorización (una forma del Arte de la Memoria) de los textos junto con la comprensión del personaje y lo que éste dice, su situación y movimiento en el espacio teatral, el tono de la voz, sus gestos, etc., a lo que deben agregarse los ensayos, el estreno y la suma que resulta de todo ello que abre en la conciencia mundos siempre renovados que mantienen perennemente vírgenes a quienes se prestan para ello y que mueren y nacen con cada personaje al que actualizan permanentemente en cada representación.

El teatro ha sido siempre una representación de la vida. En el Teatro sagrado chino, japonés y balinés se representa la cosmogonía, la intervención de los dioses y sus andanzas como es el caso de los hindúes. En cuanto al occidente judeo-cristiano y greco-romano que es nuestra herencia y al que pertenecemos –igual que en las tradiciones precolombinas– el teatro tiene orígenes sagrados y en él se suelen representar no sólo las aventuras de sus dioses, sino también la de sus héroes y guerreros unánimemente presentes en todas las culturas, asimismo íntimamente ligadas a la danza, por lo que ésta, el canto y la música se presentan como entrañablemente unidas y conjugadas en el teatro que las acoge.

Frecuentemente el teatro es asociado a la irrealidad de la existencia, visto así por los propios autores teatrales, igualmente la vida como un sueño, o la realidad en la que acreditamos como el gran Teatro del Mundo según Calderón de la Barca. Shakespeare tampoco es una excepción al pretender que la vida está hecha de la misma sustancia de los sueños.

En todo caso siempre hay algo paródico y hasta por ello grotesco en cada representación, lo que puede ser sublimado por los actores en la catarsis que acompaña siempre a la actuación, a veces en los insospechados medios en que se expresa la posibilidad universal, la que por definición es indefinida.

Por nuestra parte queremos insistir en esta posibilidad vinculada con la magia y aún con la teúrgia. Generosa madre, el teatro nos brinda la activación de la memoria original sobre todo aquello que hemos olvidado, que no podemos recordar, y consolida paradójicamente nuestro núcleo central al que se llega en este caso de la memoria, por la anamnesis, la “reminiscencia” y también por otras tantas vías tradicionales.

Nos dice René Guénon en su estudio El simbolismo del Teatro (publicado en Aperçus sur l’Initiation) que los “misterios” o autosacramentales medievales son formas de teatro sagrado. Así lo entendemos, pero sin olvidar el teatro (comedia del arte), representaciones, procesiones y desfiles renacentistas italianos u obras como La Tempestad de Shakespeare y todo el tono de su dramaturgia (y comedia) propios de lo espiritual-intelectual, tal como lo destaca Frances Yates en su libro La Filosofía Oculta en la Epoca Isabelina.

El espectáculo más teatral de todos es el de una noche serena iluminada por los astros –efervescente de grandeza– que están ya en otra cosa o habrán muerto pues los vemos, tal cual eran hace un millón 600 mil años (debido a la velocidad de la luz), antes del eón actual.

La primera obra representada por la Colegiata fue Noche de Brujas, el día 29 de junio de 2007 en Barcelona, en la sala La Cuina de l’Espai Francesca Bonnemaison, junto a la Vía Layetana, no muy lejos de donde estuvo la sede inicial del CES. Se editó además un DVD que recoge esta obra teatral, verdaderamente única.

Portada del DVD de la obra Noche de Brujas, auto sacramental en dos actos.

Noche de Brujas. Auto sacramental en dos actos(182)

Una brillante celebración del solsticio de verano, un canto pleno de belleza que nos habla del significado de esa fiesta que marca el inicio de la estación más cálida del año. Momento en el que el sol culmina su ascenso y la tierra se halla fecundada y pletórica, y sus divinidades más presentes que en ninguna otra estación. Deméter ha recuperado a su hija y llena de gozo ha vestido la tierra con su mejor manto.

Deméter es una deidad celeste que abandona el Olimpo en busca de su hija Perséfone –que ha sido raptada por Hades y conducida al mundo subterráneo, adonde una vez liberada volverá a descender pasando allí seis meses al año– y recorre la tierra hasta encontrarla; en ese espacio de tiempo funda los Misterios de Eleusis, dos de cuyos símbolos fundamentales son el pan y el vino, acompañada de otras divinidades como Dioniso(183), emparentado con el Diablo de Noche de Brujas, figura central de esta obra, que nos inicia en los misterios de la vida y la sexualidad. Dice El Tarot de los Cabalistas sobre el arcano nº XV:

Tenemos a veces una idea de este símbolo, condicionada por los prejuicios morales que nos hacen ver únicamente su aspecto invertido y maléfico. El diablo no es sólo el mal, sino que la tradición más bien lo ha relacionado con la estupidez y la ignorancia, así como con la mediocridad y la tibieza. Pero este símbolo ha adquirido para los iniciados una connotación más profunda, relacionada con la leyenda de Lucifer, el arcángel caído que lucha con Miguel, los que representan aspectos opuestos, complementarios y simultáneos del ser. Heredero del Baco romano y del Dioniso griego, el Baphometh de los Templarios y el amo de los brujos y brujas medioevales, o macho cabrío, es símbolo del vino y de la sangre y jefe de las entidades de la tierra o inframundo. Representa a la energía sexual y a la pasión o fuego interno que la transmuta de lo denso a lo sutil.

Y manifiesta el Diablo de Noche de Brujas:

Demonios y santos, arriba y abajo, son conceptos relativos, apenas cuestión de nombres, si se los contempla desde la inmortalidad. Dante y nosotros somos como hermanos. Tal vez la misma cosa. Y así como en el cielo mandan los amos del cielo, aquí en la tierra mandamos los espíritus de la tierra, los que cualquiera puede conocer en su interior. Soy el abismo atómico, el vórtex infinitesimal y el estúpido mundo sólo me relaciona con los genitales. (p. 44).

E instruyendo a las brujas, las alerta a que no se duerman para no ser devoradas por el letargo colectivo:

Mirad por vosotras. (…) aprended vuestras recetas y pociones, conoced palmo a palmo el mapa invisible, la geografía del otro mundo, incursionad en la Ciudad Celeste. Ensayad vuestros sortilegios y encantamientos y sobre todo estudiad minuciosamente y sin desmayo los antiguos textos de la ciencia y los símbolos de la naturaleza y los de vuestra propia vida, donde podéis leer como en un libro abierto, si vuestra actitud es la adecuada. (p. 38).

El mundo de la concreción material, el plano de Asiyah, puede ser tomado en sí mismo quedando el hombre atrapado en sus límites o bien verse como símbolo, como imagen de otra realidad, en cuyo caso se torna en vehículo para el ser humano en su ascenso por la escala planetaria.

Y ahora hablan las brujas del simbolismo de las Gracias, de ese triple gesto que conforma la rueda de la vida:

Primer nivel: poder –o saber– brindarse. La entrega completa. Locura, calenturas y arrebato.

Segundo nivel: recibir y ordenarse. Aún quedan impurezas en el fondo del caldero, pero se aprende a sublimarlas conjugando los opuestos. Se conocen las ciencias y los secretos de los ritmos y los nombres, del número y los ciclos.

Tercer nivel: distribuir y devolver. La cocción ya ha sido preparada y han nacido el arco iris y la estrella. (p. 42).

Casi da vértigo la libertad que tiene el hombre, la que le posibilita viajar desde lo profundo del inframundo, hasta el más alto de los cielos. Esa misma libertad le permite quedar entretenido en minucias y tonteras, pegoteado en lo que no tiene sentido. Incluso cuando todo puede ser un vehículo en el camino que nos lleva a trascender la individualidad, a recobrar la posibilidad siempre presente en la cual, y por la cual, el hombre puede vivir.

Comulgamos bajo las dos especies. Del macho y de la hembra, del esperma y del menstruo. Tenéis un problema teológico contra nosotros que os impide ver nuestra sacralidad. Los excrementos son el símbolo de las transformaciones. Sin paso por el infierno no se hace el camino del cielo. (p. 27).

Finalizamos este texto de luz y sonido, que ilumina los espacios más oscuros y recónditos del alma; impulsando al hombre a conocerse y brindándole la posibilidad de hacerlo.

Internet

Muchas han sido las novedades incluidas en la web de Symbolos donde, amén de los estudios pertenecientes a la revista impresa, se han ido agregando a lo largo de los años textos inéditos en sus secciones exclusivamente telemáticas; a ellos hay que añadir traducciones a otras lenguas, las novedades incorporadas a la sección dedicada a René Guénon(184) y un apartado dedicado a Ananda K. Coomaraswamy(185).

Y una nueva página se suma al anillo de Symbolos en 2007, se trata de la web “El Arka: Revista de artes y letras”:

Queremos mostrar en esta página algunas de las expresiones más notables del hombre, sus artes y letras, las que junto con las ciencias, materias todas estas que los antiguos englobaban dentro de las Artes Liberales, son la expresión más concentrada de las obras y en general de los gestos de los hombres y de su cristalización. En ese sentido, son símbolos que traducen la esencia del ser humano individual ya que se repiten de modo gestual a lo largo de la Historia, aunque con diferentes formas secundarias, revestida la cultura con distintos ropajes.

La idea del Arca incluye la de la navegación, es decir, la del viaje, por distintas áreas de nuestro ser humano y por experiencias que no son sólo bellas, sino que muy a menudo tocan el meollo más íntimo de nuestra personalidad, aquello con lo que acabamos identificándonos y creemos es lo mejor de nosotros mismos. Esta navegación por mares desconocidos incluye una meta y a menudo es la forma en que se designa la aventura del Conocimiento, o el Viaje entre las dos orillas de un río intermediario.

También nuestra Arca evoca ideas de regeneración y de salvación, que sin ser nuestro objetivo inmediato, pudiera ser una bella fantasía, o una preciosa visión en el plano imaginal. Sólo diremos una cosa: para nosotros la Utopía es una realidad. Ejercitar las dotes de la observación aumenta la inteligencia y crea armonía y equilibrio. La concentración durante ciertos períodos de tiempo nos abre el corazón hacia la belleza, la verdad y la bondad. También hacia el mundo de las Ideas y sobre todo al ejercicio de la paciencia y el buen juicio para que nuestros desequilibrios puedan ser contrarrestados por un balance inverso, es decir, conjugar opuestos y dejar que nuestra creatividad aflore y se una con otras personas en la misma condición, o que, habiendo tenido uno o varios atisbos se encaminan hacia ello, sin prejuicios.

Tarot. El Tarot de los Cabalistas, Vehículo Mágico(186)

En abril de 2008, tuvimos la alegría de ver de nuevo publicado El Tarot de los Cabalistas, en una edición especial de gran formato ilustrada a todo color, muy bella. Compendio de la Tradición Hermética, recoge la sabiduría de este Juego, símbolo cósmico, que se acerca a nosotros a través de sus 78 láminas.

Portada de la obra Tarot. El Tarot de los Cabalistas.

Remitimos al lector a lo que ya dijimos sobre esta obra en el Capítulo IV. Aquí queremos añadir que 7 + 8 = 15 = 1 + 5 = 6. La sefirah nº 6 es Tifereth, corazón(187) del Arbol de la Vida, centro del estado humano y culminación de lo que se ha dado en llamar los Misterios Menores, o sea el conocimiento de la Cosmogonía y la realización del Hombre verdadero y, donde se ubican los arcanos nº 6, el Enamorado, y nº 15, el Diablo. También recordar que el 7 corresponde a Netsah, relacionado con Afrodita y el 8 a Hod, relacionado con Hermes, y que del matrimonio de ambos nace Hermafrodita, el Rebis alquímico, que nos lleva al Loco del tarot. Vemos las Ciencias y las Artes, que como nos dice el Corpus son los rayos por los que se expresa el hombre, al servicio de la Doctrina, de la Ley, que Hermes se encarga de transmitir al ser humano de mil y una manera para que este pueda realizar su camino de retorno al Origen.

Antología: Federico González(188)

Esta obra fue publicada por la editorial zaragozana Libros del Innombrable con motivo de su 10o aniversario.

El lector encontrará en sus páginas una selección de cada uno de los libros del autor, conjunto que constituye por sí mismo una nueva obra en la que está presente de principio a fin el Mensaje claro y diáfano que Federico ya expresa en su primer libro La Rueda, Una Imagen simbólica del Cosmos. Incluye además un texto inédito: “Nombrando lo Innombrable”.

Decíamos en el prólogo que escribimos para esta antología, que en su obra, nuestro autor habla de la iniciación como posibilidad real, no como algo inalcanzable, considerando a la Ontología y la Cosmogonía como base de la Metafísica, a la que se puede acceder por medio de una pedagogía adaptada al hombre del siglo XXI; igualmente en ese sentido la actuación teatral como posibilidad de la Enseñanza y el Conocimiento. Asimismo una Ciclología que nos ubica en las circunstancias terminales de un fin de ciclo que se vive como tal. Y todo ello sin olvidar el humor, la gracia y la comprensión de la imposibilidad de muchos que tal vez deseen esa Enseñanza y Conocimiento, aunque no han tenido o no tienen las condiciones requeridas para ello.

El Origen y el Destino del ser humano sabemos que son uno; ahora bien ¿es el camino de retorno el mismo que el de venida? La Unidad aritmética, símbolo de la Unidad metafísica, del Dios Inmanifestado, del Gran Espíritu, es expresada por el punto geométrico, origen de todas las indefinidas formas posibles; es el hijo que saliendo del Padre, atraviesa en un viaje de descenso los planos del Arbol de la Vida cabalístico hasta detenerse en Asiyah, mundo de la concreción material. Ahí, en ese mundo, él es fruto de la unión del macho y la hembra, símbolos de los dos principios origen de toda manifestación, que alumbran un ser que los reúne, pues porta en sí la herencia de ambos. Y a un nivel es su conciliación. Ahora bien, no olvidemos que la Unidad se desdobla dando lugar al binario, pero nunca el binario puede ser el origen de la Unidad. El restablecimiento de Esta se produce en el corazón del ser ¿cómo podría ser de otro modo, si allí mora y tiene su residencia? O sea que el viaje de venida es el desarrollo de una espiral que partiendo del centro llega a detenerse en un punto periférico –desde luego siempre el punto en el que un ser se detiene es para él la periferia. A partir de ahí, el viaje de retorno, si tiene lugar, es el recorrido de otra espiral de sentido opuesto: el movimiento pasa de ser centrífugo a centrípeto. Finalmente, esa espiral de retorno borra la espiral de venida, y todas aquellas incluidas en ella, hasta el momento en que verdaderamente puede completar el camino de regreso y fundirse con el Sí Mismo (con su Origen y Destino), que como decimos está en su corazón. “El reino de Dios está dentro de vosotros”, dice el Maestro Jesús.

El Hermetismo nos instruye acerca de las dos corrientes cósmicas, figuradas, para comenzar, en el caduceo de Hermes, y nos enseña no sólo a no negarlas (en cualquiera de las indefinidas manifestaciones en que se nos presenten) sino a aceptarlas, a conjugarlas. En este sentido la obra de nuestro autor habla con claridad meridiana de esa dualidad y de cómo conciliarla y por sobre todo hace que no olvidemos, como decíamos antes, que la Cosmogonía y la Ontología son soportes de la Metafísica. Es un canto a la Unidad y a la posibilidad de la transmutación, un canto de esperanza y de fe de quien, creyéndoselo, ha sido capaz de encarnarlo, vivenciarlo y transmitirlo. Para muchos su obra ha sido, y es, el hilo de Ariadna para salir del laberinto y, abandonando la multiplicidad, recrear en sí mismos un estado de amor y comprensión en el que todo es posible.

Blog de la Colegiata Marsilio Ficino

Como director y fundador de la Colegiata Marsilio Ficino y de la revista Symbolos y su anillo telemático, quiero presentar este nuestro blog oficial de la Colegiata, que esperamos sea ágil y dinámico pese a la profundidad del pensamiento que le es inherente. Lo hacemos también con el Teatro de la Memoria, una nueva manera de percibir lo ilusorio y la ficción que uno puede vivir trabajando en el laboratorio de su alma e intelecto, lo cual es una novedad ya presentida en el tratamiento de la cosmovisión y su representación teatral. Por lo que deseo a esta forma de expresión del Arte –que sin embargo tiene precedentes ilustres– la mejor de las andaduras y el mayor éxito.

Logo de la Colegiata Marsilio Ficino.

Con estas palabras se inicia este Blog que, como el resto de páginas del anillo de Symbolos, es un espacio dedicado a las Ciencias y Artes tradicionales, a la Voz de la Tradición que se expresa de múltiples maneras, en este caso concreto a través del Teatro. En general, el actor encarna lo mejor que puede el papel que representa; podríamos decir que saca ese personaje de dentro de él mismo (de la colección indefinida de máscaras que puede adoptar); por un tiempo deja de jugar el guión que desempeña habitualmente para convertirse en otro, ilusorio como el primero. Aquí se trata de un teatro donde el texto, como decíamos antes, vivifica al actor, poniéndole en contacto, por decirlo de alguna manera, con su verdadera identidad.

El Blog da cuenta de los ensayos y de las representaciones teatrales de la Colegiata, amén de muchos otros textos en relación a las artes escénicas. Merece ser visitado con asiduidad: http://colegiataficino.blogspot.com.

En el Utero del Cosmos

El día 24 de octubre de 2008 se estrena esta pieza teatral de Federico en Barcelona, en el Centro Cívico “Cotxeres Borrell”. Anunciando dicho estreno se publica en el Blog de la Colegiata el siguiente post:

La obra está dividida en dos actos. El primero transcurre en la sala de reuniones de una facultad de letras en la que los docentes han sido convocados para llevar a cabo trabajos de experimentación sobre el lenguaje, y éstos los desarrollan expresando verbalmente unas ideas cuyo núcleo es inexpresable por su propia naturaleza.
El segundo acto tiene lugar en el salón del domicilio particular del rector de la facultad, donde se celebra una fiesta y los asistentes, en una atmósfera distendida y por momentos divertida, transmiten sus vivencias interiores sobre el conocimiento.

El núcleo temático de En el Utero del Cosmos es el lenguaje entendido como una estructura que revela la totalidad significativa del universo y su “significado significante”, y por tanto como un código apto para la comprensión a través de la reminiscencia que suscita mucho más allá de la simple aprehensión racional del discurso. Se habla de la magia del lenguaje y se propone a los espectadores que la practiquen sumándose al rito –antiquísimo y cada vez más extraño– de la memoria del ser.

Hiperrealismo de alcance subliminal, emparentado con el teatro de la memoria y el teatro del absurdo. Aquel que mediante una trama sin un aparente significado y con unos diálogos que no parecen seguir una secuencia dramática, va creando una atmósfera que nos presenta el absurdo de lo convencional y simultáneamente nos abre la puerta a través de la poética y la magia de lo “real”.

Una segunda actuación en el Teatreneu del barrio de Gracia se llevó a cabo en febrero del 2009. La filmación en DVD fue realizada durante los ensayos de la obra en el Teatre dels Lluïsos. Nuevamente recomendamos al lector el libro de Mireia Valls Viaje en pos de un Destino donde se habla extensamente de esta obra y sus representaciones.

Internet
Tres nuevas páginas se incorporan en el 2009 al anillo de Symbolos:

1. “Federico González Frías: Literatura, novela, farsa”,(189) cuya presentación citamos a continuación:

Se quieren publicar aquí estas farsas, en el sentido literario del término que no han desdeñado Bocaccio, Rabelais y Cervantes, éste último –por su propio peso– la máxima autoridad en nuestra lengua. Tampoco el medioevo y la Antigüedad clásica (Aristófanes, Apuleyo) ni aún los autores más modernos como Kafka y el creador de Macunaíma, y por supuesto Las mil y una Noches, etc., etc.

En verdad la literatura y la novela –y el mito– son esto y no los mediocres y gruesos novelones contemporáneos que siguen los patrones del naturalismo francés y una parte de la literatura del siglo XIX y los best sellers norteamericanos de los años cuarenta y siguientes (con excepciones).

Esta antiliteratura de intrascendencia y bostezo es la que hoy se publica y aún se premia ya que las casas editoriales conocen la mediocridad de los lectores “tipo” que buscan situaciones y psicologías con que identificarse y adquieren esos folletines para vivir a través de ellos su nadería realista y además sentirse “cultos”, estar a la page, o para olvidarse de sus penosas y tristes existencias, aunque no económicamente, ya que pueden comprarse su ejemplar, como todo buen hortera que se precie. Vaya nuestro repudio por todo ello. El desprecio es mutuo.

Tampoco querríamos mencionar la utilización de situaciones económicas y políticas para construir nuestras historias, que son exclusivamente literarias y no buscan el aprovechamiento de lo histórico y social para su propio lucro; o sea que no pretenden ser políticamente correctas, no comprometidas con esto o aquello, cualquier cosa que sea lo que se entienda por tal.

Para finalizar, una aclaración: nada de lo publicado aquí tiene que ver con lo autobiográfico.

Por otra parte deseamos destacar que directamente estas farsas y entremeses no están relacionados con la obra metafísica del autor. ¿O sí?

2. “Marginalia: Novela desconocida, contracultura, literatura marginal”(190), que:

Se propone dar a conocer la obra literaria de FEDERICO GONZALEZ FRIAS, original, humorística y profunda, empezando con estos tres títulos (Defensa de Montjuïc por las Donas de Barcelona, El Libro del Secreto y Jauja) como una contribución de la Editorial Libros del Innombrable de Zaragoza, España, que comenzó editando Los Raros de Rubén Darío. Se irán sumando igualmente nuevas colecciones y otros materiales literarios, incluyendo también a otros escritores.

3. “La Caracola”(191), que se presenta así:

Bienvenido a La Caracola, un espacio interno desde el que se irá emitiendo una voz que hablará y escribirá sobre el Simbolismo Femenino y la Mujer.

Palabras, símbolos, imágenes, vidas ejemplares y gestas míticas, artes y oficios, y muchas otras posibilidades nos desvelarán que la hembra, más allá de cualquier consideración física o psicológica, es un símbolo de la corriente femenina que atraviesa y conforma el universo, y como tal se ha vivido en las innumerables culturas y tradiciones de la tierra, lo que iremos resiguiendo de un modo u otro en cada una de las secciones de La Caracola.

Cultivar las cualidades de lo femenino, esto es la vacuidad, la virginidad, la concepción, la gestación, el alumbramiento, la receptividad, la contemplación, la audición, lo cíclico, etc., complementándolas con las de su paredro masculino es permitirse recuperar la memoria y verdadera naturaleza del ser humano, análoga a la del cosmos entero, y descubrir que todo se origina con la polarización de la unidad en un principio femenino y otro masculino, que conjugándose generan los planos jerárquicos y simultáneos del universo y los indefinidos seres que los habitan.

 

 

Editorial Symbolos

Portada del libreto de la obra Noche de Brujas.

Continuando su labor editorial Symbolos publica en 2007 el libreto de la obra de teatro Noche de Brujas, edición por cierto muy bella y cuidada, y en 2009


Portada del libreto de la obra Noche de Brujas.

Viaje en pos de un Destino de Mireia Valls; del segundo citamos la contraportada:

Para empezar…

Una copa vacía y un buen vino para brindar.

¡Por el Pensamiento!

Todavía ahora es posible aprender a pensar. Es posible abrir la puerta sellada de la conciencia, atravesar comarcas internas ignoradas y desconocidas, transitar los senderos que unen el entramado del universo, conocerlos y al conocerlos, conocernos.

Muchos son los invitados al Banquete, pero muy pocos los que alcanzan a saborear la hidromiel. Una multitud ni siquiera se ha enterado del convite; a otros, de tanto columpiarse y auto complacerse en vanidades se les agrió el mosto y ahora no les queda otra que tragarse el líquido infecto, mientras se miran el ombligo y se creen liberados de sus ataduras. Pero los hay que se han unido al séquito de Dioniso y Ariadna y han emprendido y realizan un viaje olímpico.

Defensa de Montjuïc por las Donas de Barcelona (192)

Incluimos aquí dos reseñas de esta obra sorprendente, la primera se debe a la pluma de Francisco Ariza, escrita para la web de Marginalia (http://marginaliaonline.es), donde está incluida.

Portada de la obra Defensa de Montjuic por las Donas de Barcelona.

→ Esta asombrosa novela nos evoca de inmediato la majestad de la épica y del mito traídos a nuestra contemporaneidad. De hecho, estamos ante una novela donde los acontecimientos que en ella se relatan poseen todos los ingredientes de una epopeya, …

La segunda es nuestra:

Esta novela “cargada de aromas y semillas fecundadoras” acerca el mensaje de la Tradición al lector en general, pues apoyándose en este género literario se torna accesible a un mayor número de personas.

Con este libro el autor abre en lo que es el conjunto de su obra un nuevo espacio; como dice Julia, uno de los personajes, “hay que seguir escribiendo entre líneas sobre estas ideas para quien aún quiera y pueda leerlas” (p. 141).

Entre líneas y también directamente nos habla por ejemplo de la Eternidad, de la Providencia y del Destino, del Micro y el Macrocosmos o de la Utopía. En realidad esta obra puede ser considerada una Utopía. Las donas de Barcelona, un pequeño grupo de mujeres, se la juegan para defender su Montaña sagrada: el Montjuïc, origen de su ciudad. Y como toda montaña símbolo del “Eje del Mundo”.

Montjuïc es un cerro que se alza de las aguas proviniendo de “otro tiempo” (símbolo vertical), donde la Tradición fijará un pueblo. Pues Hércules reconoce el monte como un lugar significativo, análogo en su esencia al espíritu de la Tradición, y funda una colonia con aquéllos que quedaron después de la gran tempestad. (p. 41).

La historia de la obra es pues la de la defensa del Montjuïc que está en situación trágica; la misma, por cierto, en que se encuentra el mundo entero. Nos habla de:

(…) la partida de ajedrez que los dioses juegan en otros mundos, y que los seres humanos tratan de comprender hoy en día recurriendo a la teoría de la conspiración, o sea a la danza de energías que hace posible las movidas de semejantes jugadas. (p. 16).

Pone varios ejemplos de estas jugadas, uno de ellos el descubrimiento de América por Colón y la conquista de la misma, otro el caso de Descartes, su racionalismo y sus desastrosas consecuencias a nivel mundial y otro más:

¿Cómo se explica que un solo ser humano como Marsilio Ficino haya recuperado el saber de la antigüedad y proyectado nuestra ciencia y nuestro arte hermético desde el Renacimiento italiano hasta el día de hoy? (p. 16).

Y añade:

La bondad o maldad de los dioses es absolutamente relativa y en épocas de fin de ciclo tienen que planear rápidamente, pero nunca con ordinariez, acciones inmediatas dada la velocidad que han adquirido las circunstancias y también de modo múltiple inventando jugarretas, ya que su misión es acabar con una civilización y sus posibilidades de renacimiento, lo cual hace que actúen en los campos más diversos efectuando tareas de “limpieza”, es decir, de destrucción en varias instancias y de distintos modos a la vez. (p. 17).

Y respondiendo a las preguntas que siempre se ha planteado el hombre sobre sí mismo, nos dice en boca de Nuria:

Las coordenadas siempre cambiantes de lo que nos lleva a esto o aquello por suerte están sujetas a un orden, aunque invisible porque lo desconocemos. Esa es la idea de una matriz, de un modelo, que nos limita y por ello nos da la posibilidad de ser y comprender, al fin y al cabo, la misma cosa. (p. 18).

A lo que contesta otro personaje:

¿Quieres decir que ése es el mundo de lo arquetípico? ¿Aquello que es verdaderamente la Idea? ¿Y que a través de sinuosos recorridos descendentes llega a cristalizar en hechos y factores humanos? ¿Que lo invisible se hace visible y sensible? (p. 19).

La trama de la novela tiene como hilo conductor a los personajes, con sus andanzas laborales y sus relaciones personales, llenas de ternura y humor; a las reuniones de las mujeres de la Fraternidad Espiritualista de Cataluña, que desempeñan un papel fundamental en la historia y a los acontecimientos que aparecen diariamente en la prensa y que con antelación va profetizando la pitonisa de Montjuïc. Pregunta uno de los personajes ¿qué es la profecía? a lo que otro responde:

Supongo que es dar formas verbales a realidades que flotan en el ambiente –en el plano de Yetsirah, según dice la Cábala– y que tienden a materializar en algún momento. (p. 151).

Nos informa que la desaparición de la Atlántida fue debida a la corrupción de sus habitantes, situación en la que también nosotros nos encontramos; da cuenta basándose en artículos periodísticos de muchos de los graves problemas que aquejan a este mundo en que vivimos al que compara con un potro desbocado que no nos lleva a ninguna parte. Señala el uso profano de la rueda como el comienzo de la producción en serie, de la multiplicidad, el materialismo, la aceleración y el uniformismo. Ante todo lo cual exclama Asdrúbal, otro personaje:

– ¡Coño!, me resisto a pensar que lo que se nos vende como progreso es un agente en la destrucción de esta civilización. ¡Esto es muy loco! (p. 90).

Con motivo de un artículo sobre la desaparición de las abejas, varios de los personajes reflexionan sobre el progreso y la naturaleza del mismo. Más adelante otro personaje, “El Budita”, nos habla del “centro”, de una manera en principio desconcertante. Y de una asociación deportiva y a la vez metafísica.

Y el narrador, el historiador Salvador Roca, se da cuenta en un momento dado de que “la Historia no es más que un presente eterno, un ahora reiterado, de hecho inexistente”. El ecologista, otro personaje, nos habla del cambio climático, de pestes y epidemias, de enfermedades que se extienden como reguero de pólvora. Estamos escribiendo esto y oímos la noticia de que ha aparecido una gripe porcina en Estados Unidos, donde hay personas contagiadas y que ya ha causado varios muertos en México; es decir que siguen los síntomas de decadencia y destrucción. También se habla de la especulación inmobiliaria, y de sus múltiples y tremendas consecuencias.

Como no hay montaña sagrada sin caverna, también en el Montjuïc esta última está presente, cuevas y pasadizos conducen al corazón de la montaña. En una de ellas vive la pitonisa de Montjuïc.

Y apenas hemos esbozado algo del contenido de esta obra sorprendente que nos muestra una realidad, o mejor una irrealidad, que es en la que vivimos diariamente y que sin embargo se nos escapa la mayor parte del tiempo.

En la tercera y última parte, el lector es llevado por el narrador de esta historia a un límite en el que se produce una ruptura y entra con él en otro espacio en el que le hace vivir la ilusión de su vida, es decir constatar la ilusión que es la vida. Desconcertante en un sentido, en otro es una oportunidad para entregarse a otro viaje más real y misterioso.

Todo hombre, y mujer, es rescatado de él mismo de tanto en tanto, aunque sea inconscientemente; si no fuese así la vida sería imposible.

Colegiata Marsilio Ficino

La Colegiata y el Teatro de la Memoria, estrenaron una nueva obra, “Festival de Monólogos”, el 8 de mayo de 2009 en el Centro Cívico “Cotxeres Borrell”. Y en el barrio de Gracia, en “Ruquería Querubí” se representaron durante cinco sábados consecutivos (desde el sábado 16 de mayo hasta el 13 de junio) cuatro monólogos alternados de los nueve que componen este “Festival de Monólogos”.

Portada del DVD Festival de Monólogos.

Los autores de estos textos son miembros de la Colegiata, algunos fueron interpretados por sus autores, en otros intérprete y autor no coincidían.(194)

El Teatro de La Colegiata Marsilio Ficino conmueve literalmente; a la manera del pathos del teatro griego; diríamos que “no deja a nadie indiferente”, si no estuviera tan pervertida tal expresión. O, a lo grande: deviene en catarsis; y obra catárticamente porque “mueve” tanto a los actores como a los asistentes hacia nuevas evidencias de la Verdad.

Así comienza una encendida crítica(195) que realiza un miembro del CES de Zaragoza tras el estreno de estos monólogos que fueron muy aplaudidos por el público asistente.

Centro de Estudios Simbólicos

El CES de Barcelona presentó en Alibri Llibreria en abril de 2008 la nueva edición del libro El Tarot de los Cabalistas, dicha presentación estuvo a cargo de Patricia Serdá y Ana Contreras. En colaboración con la editorial Libros del Innombrable y la misma librería de Barcelona, patrocinó en junio la presentación de Antología de la obra de Federico González; la cual corrió a cargo de Federico, Francisco Ariza y Raúl Herrero.

Y en mayo del 2009 la presentación de Defensa de Montjuïc por las Donas de Barcelona y de Viaje en pos de un Destino, en este caso a cargo de los autores y del fundador y director de Libros del Innombrable, Raúl Herrero. Puede leerse, oírse y verse esta última presentación en la página Federico González Frías: http://federico-gonzalez-frias.es.

Ampliando sus actividades el CES ha editado dos DVD que corresponden a las dos obras teatrales de Federico representadas hasta hoy por la Colegiata: Noche de Brujas (2007) y En el Utero del Cosmos (2008).

También señalar que durante todo este tiempo han seguido las actividades en los Centros de Barcelona y Zaragoza, con conferencias, cursos y siempre los talleres del Programa Agartha.

El Libro del Secreto (196)

“Las memorias, a sus 98 años, del anciano más joven del mundo. Un desfile de recuerdos acerca de su realidad argentina sobre un fondo experimental y esotérico. La melancolía y la farsa coexisten en estos textos relativos al mito del Golem”.

Portada de la obra El Libro del Secreto.

La reseña que sigue ha sido escrita por Mireia Valls y fue incluida en la versión impresa de Historia Viva:

→ El secreto, por su naturaleza, nunca podrá ser revelado, si no ya no sería secreto. (…)

Jauja(197)

“Una obra ubicada en Buenos Aires entre los años 1965/70 en el que el desenlace paulatino de la trama da la clave del sentido de la narración. Una farsa desopilante”.

Portada de la obra Jauja.

Las reseñas que vienen a continuación fueron escritas respectivamente por Ana Contreras y Patricia Serdá para la página “Federico Gonzalez Frías”, donde efectivamente se encuentran. Ambas han tenido la amabilidad de ofrecérnoslas para este trabajo, en que se pretende dejar constancia de la ingente obra de este autor.

→ Federico González nos vuelve a sorprender con la frescura de su última novela, “Jauja”… (2: Comentarios sobre "Jauja")

Y a continuación la segunda reseña.

→ Con la lectura de esta nueva novela, Jauja, de Federico González, vemos felizmente cómo de nuevo su autor, elija el género que elija para expresarse, nos transporta a un mundo significativo, pleno de contenido simbólico… (3:)

Colegiata Marsilio Ficino

La Colegiata estrenará una nueva obra de su director: Lunas Indefinidas, el día 21 de noviembre de este mismo año en el Centro Cívico “Cotxeres Borrell” (Barcelona). Esta es una síntesis del viaje que inicia un candidato al acercarse y llamar a la puerta de la “Organización” (“llamad y se os abrirá”), quien es instruido mediante una serie de entrevistas en cuyos diálogos podemos seguir un itinerario prototípico, con sus ascensos y descensos, su aceptación y rechazo y la consiguiente reacción de los egos que, sometidos a presión, explosionan lanzando al sujeto en espirales a veces esperpénticas, a veces luminosas. Tanto el candidato –o paciente– como los doctores que lo atienden y tratan son representados por diferentes actores en las distintas “fases de la obra”, lo cual puede verse como el despliegue de los numerosos egos con los que cada uno de nosotros nos identificamos, defendiéndolos a muerte como si nos fuera en ello la vida. Una obra luminosa, divertida, conmovedora, penetrante, revulsiva, sutil y liberadora, muy bien interpretada por la Colegiata Marsilio Ficino.

Portada del DVD de la obra Lunas Indefinidas.

En este camino se muere y se renace a cada rato y hay que tomar decisiones todo el tiempo. Esto se hace aboliendo todas las imágenes mentales. Llegando al vacío absoluto, a la Nada, a no ser ni esto ni aquello, ni lo uno, ni lo otro. A no identificarse con ninguna cosa. A no poder hablar, a ahogarse, a no respirar, a no sentir miedo, ni lo contrario.(198)

Como decíamos en el prólogo a la Antología publicada por Libros del Innombrable, Federico González lleva más de 30 años transmitiendo la Ciencia de Hermes y bien podemos afirmar que el movimiento que ha generado su enseñanza forma parte de la historia sagrada de Occidente, pues se trata de un auténtico hombre de conocimiento cuya vida al servicio de lo más alto trasciende lo individual dando paso así a lo universal, realizando la unión de Cielo y Tierra, o lo que es lo mismo, la Alianza de Dios con los hombres. No distinta a la llevada a cabo por otros Mensajeros de la Tradición de todos los tiempos, pues en esencia es siempre una transmisión espiritual a un recipiente, a un receptor, a un corazón capaz de acoger el universo.(199)


Epílogo

NOTAS

(179) “Efectivamente Andrae igualmente autor de la utopía Cristianópolis, negó varias veces la paternidad de las obras que dieron lugar al movimiento Rosacruz, a las que llama lidibrium. Por otra parte tenía conocimiento de teatro y actuación. Ver Frances Yates, El Iluminismo Rosacruz, Capítulo XI.”

(180) Federico González, “¿Antecedentes?”. Publicado en el Blog de la Colegiata el 6 de octubre del 2008.

(181) Ed. Symbolos, Barcelona 2009.

(182) Federico González, Noche de Brujas. Libreto de la obra teatral. Ed. Symbolos, col. Tradición Universal, Barcelona 2007.

(183) Queremos subrayar el aspecto andrógino de Dioniso que es representado a veces como un muchacho barbado, otras como un adolescente afeminado. Nació (su segundo nacimiento) del muslo de Zeus y este lo entregó para que fuera educado como una muchacha. También que uno de los principales aspectos de Shiva, muy relacionado con Dioniso, es el de Ardhanarishvara, el Hermafrodita divino. Igual el Ometeótl precolombino, Dios uno y dual como el andrógino primordial platónico.

(184) http://www.symbolos.com/rguenon.htm

(185) http://www.symbolos.com/coomara.htm

(186) Federico González. Tarot. El Tarot de los Cabalistas, Vehículo Mágico. mtm editores, Barcelona 2008.

(187) Puede uno preguntarse: ¿por qué, si el corazón es el centro, la sede de la Inteligencia, el reino de Dios, en el cuerpo humano está por encima de él la cabeza con el cerebro cuyas dos partes simbolizan a Hokhmah (la Sabiduría) y Binah (la Inteligencia)? Cosa que también ocurre en el cosmos donde varios planetas son exteriores al sol. De alguna manera eso les concede una prioridad, una preeminencia y así es en un sentido, pues simbolizan lo que está allende del sol; ahora bien en el plano de referencia son dependientes del sol que los vivifica.

(188) Antología: Federico González. Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza 2008.

(189) http://federico-gonzalez-frias.com.

(190) http://marginaliaonline.com.

(191) http://www.la-caracola.es.

(192) Federico González Frías, Defensa de Montjuïc por las Donas de Barcelona. Ed. Libros del Innombrable, col. Marginalia, Zaragoza 2009.

(194) “La Torre de destrucción”, autor Mireia Valls, intérprete Esther Torrella; “Destino, la Libertad”, autor Carlos Alcolea, intérprete Pedro Abío; “La Rueca” autor e intérprete Beatriz Ramada; “Adiós al observatorio” autor e intérprete Marc García; “Recordando”, autor Esther Torrella, intérprete Mireia Valls; “El Angel escultor” autor Alvar Gràcia, intérprete Ana Contreras; “La Partida de oca” autor Pedro Abío, intérprete Antoni Guri; “La Carta” autor Antoni Guri, intérprete Carlos Alcolea y “La Encrucijada” autor Ana Contreras, intérprete Lucrecia Herrera.

(195) Puede leerse completa esta crítica en el Blog de la Colegiata, entrada del 11 de mayo 2009.

(196) Federico González Frías. Ed. Libros del Innombrable, col. Marginalia, Zaragoza 2009.

(197) Federico González Frías. Ed. Libros del Innombrable, col. Marginalia, Zaragoza 2009.

(198) Lunas Indefinidas, 2o Acto. Federico González, 2009.

(199) “Esa labor de recepción, conservación y transmisión de la Filosofía Perenne ha sido llevada a cabo sobre todo por los auténticos sabios y jefes espirituales de todos los pueblos tradicionales, los que efectivamente han actuado de puentes (pontifex) o radios que han conectado el Centro Arquetípico con la realidad histórica siempre cambiante, dándole a ésta todo su sentido” (Francisco Ariza: “Metafísica de la Historia y la Geografía”. Revista Symbolos No 31-32. Barcelona 2007, pág. 29).


Subir